IDI - Irish Decontamination Institute...

IDI - Irish Decontamination Institute

NOTE: These WFHSS web archive pages are not maintained anymore. Please visit wfhss.com for current WFHSS affairs.
/ IDI - Irish Decontamination Institute / Education / General / Sterilization Basics / Limpieza

El ciclo del producto sanitario estéril: Limpieza

Author: Jan Huys


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Limpiar los materiales que van a ser esterilizados


Esterilización de Productos Sanitarios por Vapor, Volumen I Teoría General - 1 Edición
Esterilización de Productos Sanitarios por Vapor, Volumen I Teoría General - 1 Edición
*** Spanish / español ***
En un hospital o centro sanitario, es necesario que todo producto y material usado para el tratamiento de los pacientes sea absolutamente seguro en su uso ya que el riesgo de contagio de enfermedades debe mantenerse lo más bajo posible. La limpieza, la descontaminación y la esterilización son métodos imprescindibles para combatir este peligro. La demanda para encontrar procedimientos apropiados para el control de infecciones se ha incrementado enormemente, especialmente desde la aparición de enfermedades como el SIDA, de rápida diseminación a escala mundial. Además, enfermedades como la hepatitis B, que pueden ser transmitidas por instrumentos quirúrgicos contaminados, han estimulado la creación de normas y reglamentos más estrictos para los procedimientos de descontaminación y esterilización.
Esta serie de libros, de los que este tomo es el primero, se concentra sobre todo en el método de esterilización más común y seguro de los utilizados habitualmente en los Hospitales y Centros Sanitarios: la esterilización mediante vapor a presión. Un primer paso importante para la mejora de cualquier actividad es la formación del personal implicado en la misma. Recientemente se han publicado las normas europeas sobre la esterilización de productos sanitarios que exigen la formación adecuada para todas aquellas personas, fabricantes, técnicos operadores y/o de mantenimiento, que estén implicados en la esterilización. Es con el objetivo de contribuir a esta formación que se han elaborado estos libros, que esperamos se conviertan en un manual para cualquier persona interesada en el campo de la esterilización. Por esta razón la Asociación Europea para la Esterilización Hospitalaria recomienda su lectura.
Author(s): Jan Huys
ISBN: 90-75829-03-5
Publisher: HEART Consultancy, Renkum, The Netherlands
Published: 1999
Pages: 270
Illustrations: 150 dibujo y fotografías
How to order: You can order the book through a bookshop using the ISBN number or directly from the author/publisher, Jan Huys/HEART Consultancy through letter, Fax, or E-mail:
  • Address: Jan Huys, HEART Consultancy, Quadenoord 2, 6871 NG Renkum, The Netherlands
  • Fax: +31-(0)317-450469
  • E-mail:
  • Web: www.heartware.nl
Pedir: Para pedidos superiores a 5 unidades, consultar con HEART Consultancy.
Forma de Pago: Transferencia bancaria, Talón a nombre de HEART Consultancy y Giro bancario Pide ahora:

PRINCIPIO | CONTENTS | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Contenido

Círculo de la limpieza: Todos los factores son esenciales

Limpieza manual

Descarga en una lavadora/ desinfectora automática.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Introducción

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 1
Figura 1: La limpieza es esencial: Set de instrumentos tal y como retornan de quirófano.

Los instrumentos y materiales utilizados durante una intervención estarán recubiertos por sangre y restos de tejidos; pueden haber entrado en contacto con agentes químicos y fluidos, suciedad y polvo. El lúmen de los instrumentos tubulados también puede estar repleto de suciedad. De una forma u otra, los materiales deben ser reprocesados para que puedan ser utilizados de manera segura sobre un nuevo paciente. La limpieza juega un papel especialmente importante en este proceso... Un requisito fundamental para todos aquellos materiales que vayan a estar en contacto con fluidos internos de nuestro organismo (las áreas de alto riesgo) es que deberían estar estériles. Sin embargo, la esterilidad (ausencia de cualquier organismo viable) no es por sí sola suficiente para un uso seguro. Un instrumento que esté recubierto por suciedad estéril o con restos de agentes químicos o corrosión, puede constituir un serio peligro para la salud. Por tanto, se debe extraer toda esta suciedad potencialmente peligrosa o los restos de la misma. Los peligros para la salud causados por esta suciedad remanente (incluso cuando es estéril), constituyen unas de las diversas razones por las que los materiales deben ser esterilizados, pero primero han de ser cuidadosamente limpiados previos a su esterilización.

Cualquier instrumento o material que vaya a ser esterilizado, debería ser limpiado.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

¿ Por qué limpiar los materiales que van a ser esterilizados ?

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 2
Figura 2: Instrumental sucio

1. Extracción de la suciedad visible, tejidos, sangre y partículas extrañas.
Los instrumentos de uso médico, especialmente si éstos van a ser utilizados en áreas de alto riesgo de un paciente, no deberían contener microorganismos viables. Sin embargo, la presencia de cualquier suciedad o partícula extraña (incluso si ésta es estéril) sobre los instrumentos y materiales, puede provocar peligrosas complicaciones en un paciente si penetra a través de una herida. El cuerpo tiende a rechazar cualquier materia extraña que penetre en el cuerpo. El resultado puede ser el retraso en su recuperación y cicatrización, con un sufrimiento adicional para el paciente. Esto puede ser extremadamente peligroso si durante una intervención, una partícula extraña penetra en el torrente sanguíneo.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 3
Figura 3: ¡ La mayor parte de la Carga Microbiana debería ser eliminada con la limpieza

2. Reducción de la Carga Microbiana
Mediante la limpieza, la población de microorganismos residentes sobre los materiales (término conocido como Carga Microbiana) se reduce considerablemente. De esta forma, la contaminación inicial existente para la posterior desinfección o esterilización es considerablemente inferior y por tanto, estos procesos serán más efectivos, ya que se deberá eliminar menor cantidad de organismos. Así mismo, si se extrae esta suciedad visible, incluyendo cualquier resto de sangre o pus, se eliminará este caldo nutritivo que puede facilitar la pervivencia de microorganismos que hayan podido sobrevivir, proporcionando una oportunidad de multiplicación. Pero existe otro riesgo: los restos de los organismos muertos pueden causar reacciones febriles si penetran en el flujo sanguíneo. Los residuos producidos por estos organismos muertos es lo que se conoce como pirógenos. Existen microorganismos que contienen sustancias químicas venenosas que pueden ser liberadas en el momento de su muerte. De igual forma, estas endotoxinas pueden causar enfermedades muy serias. Todo esto constituyen razones adicionales para reducir la Carga Microbiana lo máximo posible antes de que el procedimiento mortal (desinfección o esterilización) se lleve a término.

Mediante la limpieza, se elimina la mayor parte de la Carga Microbiana, por tanto
la limpieza se considera el paso más importante dentro del ciclo de elaboración de productos estériles.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 4
Figura 4: Restos de sangre incrustada sobre los instrumentos.

3. Protección de los instrumentos contra la corrosión
Los instrumentos médicos son normalmente materiales de coste elevado. Sus ejes y bisagras son muy susceptibles de almacenar sedimentos de suciedad. Pequeños depósitos de sangre pueden inducir fácilmente una seria corrosión sobre los materiales (oxidación), que puede verse agravada por la humedad y las altas temperaturas conseguidas en el proceso de esterilización, especialmente si se utiliza vapor. La corrosión puede provocar graves daños sobre los instrumentos e incluso convertirlos en inútiles o peligrosos para el paciente. La pobre calidad del agua o la incorrecta dosificación de los agentes de limpieza puede igualmente causar corrosión. Para conseguir un correcto proceso de limpieza, se deben tener en cuenta varios factores, entre ellos: la eficacia química del agente de limpieza escogido, la calidad del agua, la naturaleza de los materiales que van a ser procesados y otras variables, como la temperatura y el tiempo de exposición.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 5
Figura 5: Después de la limpieza/desinfección, los equipos pueden ser manipulados con mucha seguridad.

4. Garantizar la seguridad de las acciones posteriores a desarrollar sobre los equipos y materiales
Después de la limpieza, el instrumental deber ser inspeccionado y las cajas de instrumentos deben ser preparadas y empaquetadas para su esterilización. Esto requiere una intensa manipulación. La limpieza y normalmente la posterior desinfección, aseguran que todas esas acciones se realicen de forma más segura.

Resumen de la importancia de la limpieza para el suministro de material sanitario:

  • Extracción de toda la suciedad y restos visibles.
  • Eliminación del caldo nutritivo para microorganismos supervivientes.
  • Reducción de la carga microbiana.
  • Protección contra la corrosión.
  • Garantizar una mayor seguridad de las acciones posteriores a desarrollar sobre los equipos y los materiales.

La suciedad sobre los instrumentos quirúrgicos utilizados

El uso de instrumental médico y otros materiales en un procedimiento quirúrgico, provoca que éstos queden impregnados con gran cantidad de sangre y tejidos. Además, pueden contener restos de productos químicos, como los desinfectantes, y otros fluidos. La mayor parte de la suciedad, sin embargo, la constituyen restos de tejidos y sangre, que contienen proteínas. Cuando las proteínas se calientan sobre los 50ºC, pueden adherirse entre ellas (como un huevo en el proceso de cocción). Este proceso de adhesión mutua es lo que se conoce con el nombre de coagulación. En los procesos de desinfección por agua caliente, o posteriormente, durante la esterilización por vapor, los materiales se exponen a temperaturas más altas, y por tanto, residuos proteicos pueden quedar adheridos fuertemente al material. Por tanto, estos aspectos se consideran fundamentales:

  1. Toda esta suciedad debe ser extraída con anterioridad al proceso de desinfección y/o esterilización.
  2. La temperatura del agua, utilizada en el pre-lavado, no debe superar los 50ºC.

Importancia de una limpieza rápida tras la utilización del material

Cuando la suciedad orgánica como sangre, tejidos, etc, se deja secar, puede adherirse fuertemente a las superficies y tras el paso del tiempo, ser mucho más difícil de extraer. (Como ejemplo, recuerde lo que sucede en casa cuando dejamos los platos de una comida sin limpiar durante un largo período de tiempo) Por tanto, es esencial que los materiales se limpien tan pronto como sea posible tras su uso. En algunos países, el instrumental se sumerge en una solución desinfectante. Esto puede solventar el problema del secado de los residuos, sin embargo, estos desinfectantes pueden provocar corrosión. En cualquier caso, lo que es importante es realizar la limpieza lo más pronto posible tras el uso de los materiales.

Procedimiento de limpieza en la Central de Esterilización

Tras su uso, los sets de instrumentos suelen llegar en sus bandejas originales a la zona de lavado de la Central de Esterilización.

Existen diferentes opiniones sobre la secuencia de acciones a seguir dentro de la zona de lavado. Dependerá del estado en que estos materiales vengan de quirófano y de la forma en que los materiales sean transportados hasta la Central de Esterilización. Cuando el transporte se realiza en seco tal y como se efectúa en muchas centros sanitarios, se pueden seguir los siguientes pasos:

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 6
Figura 6: Enjuague con grifo de mano

1. Limpieza/ Enjuague inicial
Los instrumentos utilizados estás cubiertos por suciedad y estarán contaminados. El instrumental, en su bandeja, puede ser colocado en una pica profunda y enjuagado con un grifo de mano a temperaturas por debajo de 50ºC. Es importante que la pica sea lo suficientemente profunda para reducir el riesgo de salpicado. Esta limpieza inicial puede ser realizada en un baño ultrasónico.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 7
Figura 7: Enjuague en baño ultrasónico
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 8
Figura 8: Clasificación del instrumental para limpieza manual y limpieza por máquina automática

2. Clasificación del material para su limpieza manual y para la limpieza automática
Si no se ha realizado en quirófano, todos los productos desechables que acompañan a los instrumentos y que no pueden ser lavados en la lavadora automática deben ser extraídos para que el instrumental pueda ser lavado. Este trabajo debe ser cuidadoso, ya que las posibilidades de lesiones son elevadas. Se recomienda el uso de un delantal, bata y guantes protectores. Igualmente, se recomienda la utilización de una mascarilla. Ver la sección: Protección personal.

Con el objetivo de no dañar el instrumental, especialmente aquel más delicado, se recomienda sacar los instrumentos de sus bandejas y colocarlos sobre una segunda bandeja sin volcarlos directamente sobre la mesa de trabajo. Para garantizar que los eyectores de agua de la lavadora alcancen todas las superficies de los instrumentos, puede ser necesario colocar los instrumentos más grandes que componen un set en más de una bandeja.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 9
Figura 9: : Limpieza manual

3. Limpieza / Desinfección
Mediante la limpieza, se extrae toda la suciedad remanente. La limpieza puede ser manual o a máquina. En las lavadoras desinfectoras automáticas, primero se lava la carga y se sigue con un proceso de desinfección térmica mediante agua caliente. Normalmente, los materiales prelavados manualmente y que permiten un lavado a máquina, son sometidos a un ciclo de lavado a máquina que dejará los instrumentos desinfectados.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 10
Figura 10: Descarga en una lavadora/ desinfectora automática
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 11
Figura 11: Inspección

4. Verificación de la limpieza y del secado
Tras la limpieza, todos los instrumentos deben ser inspeccionados para constatar una correcta limpieza y secado. Se debe prestar especial atención a las partes más difíciles de los instrumentos, tales como los engranajes, zonas dentadas, tubuladuras, etc. Esta comprobación se realiza habitualmente cuando se realiza la revisión funcional de los instrumentos. Para más información, ver la sección: Comprobación y validación de los procesos de limpieza.

Nota: Para reducir los riesgos del personal, en varios países el prelavado de los instrumentos se realiza directamente en la lavadora desinfectora. En otras palabras: siempre que sea posible, se debe realizar tan solo la limpieza a máquina.

Limpieza: eliminación de toda la suciedad visible, restos o cualquier otro material extraño.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

La acción de limpiar

Cuando usted se lava las manos, las fricciona durante un cierto tiempo mientras utiliza agua templada y jabón. Después de lavarlas, las enjuagará para de esta forma extraer la suciedad remanente y el jabón. Cualquier proceso adecuado de limpieza supone los mismos factores que el simple procedimiento del lavado de manos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 12
Figura 12: Círculo de la limpieza: Todos los factores son esenciales

Agua: El disolvente: el agua es el portador donde la suciedad va a ser disuelta, suspendida y transportada, extrayéndola de los materiales que van a ser lavados. El agua es el medio donde todas estas acciones se desarrollarán.

Una acción mecánica: como el frotado, cepillado, rociado mediante agua a presión, o lavado ultrasónico.

Una acción química: el detergente con agua es utilizado para absorber y suspender la suciedad y los gérmenes. Las sustancias químicas que crean sedimentos (Ej. depósitos de cal) pueden ser disueltas. Los productos de limpieza pueden contener agentes químicos adicionales, que matarán los microorganismos, disolverán las proteínas y protegerán los instrumentos.

El calor mejora el poder de dilución del agua y del jabón o detergente.

Se necesita un tiempo mínimo de exposición para que estas acciones sean efectivas sobre los materiales. El tiempo requerido para una adecuada limpieza dependerá de los métodos e intensidad de otras acciones.

Nota: para prevenir la coagulación de los tejidos y de la sangre, la temperatura de la pre-limpieza o para los detergentes neutros debería ser inferior a los 50ºC, aproximadamente. Los detergentes alcalinos, sin embargo, dependen enormemente de las altas temperaturas para hidrolizar (rotura de las moléculas mediante la acción del agua) los residuos proteicos. Por tanto, la temperatura durante la limpieza principal necesita ser la adecuada para el tipo de detergente escogido.

El círculo de la limpieza

La acción limpiadora global sobre los materiales, puede ser representada mediante un círculo, donde cada sector indica la contribución relativa de aquel indicador sobre el total de la acción limpiadora ( círculo de limpieza de Sinner). Dependiendo del método de limpieza utilizado, el reparto de los diferentes factores puede diferir. Siempre que en una limpieza manual se utilice un cepillo, la acción mecánica consigue un mayor alcance del resultado limpiador. En el caso de una limpieza automática, la acción mecánica medible es la que ejercen los eyectores de agua de la lavadora. Por tanto, para poder obtener un resultado similar, se deben añadir otros factores como los agentes químicos y la temperatura.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Limpieza manual o ultrasónica: la mayor parte de la acción limpiadora se debe a la acción mecánica. El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Limpieza automática: Una gran parte de la acción limpiadora se reparte entre los productos  químicos, la temperatura y el tiempo de exposición.
Limpieza manual o ultrasónica: la mayor parte de la acción limpiadora se debe a la acción mecánica. Limpieza automática: Una gran parte de la acción limpiadora se reparte entre los productos químicos, la temperatura y el tiempo de exposición.
Figura 13: Comparación entre la contribución de los factores implicados en la limpieza manual y automática.

PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Principios de química de la limpieza

Durante este proceso, se debe extraer toda la suciedad de los materiales que van a ser limpiados. Esta acción se realizará mediante disolución, o, si no es posible, mediante rotura. Inmersos en agua, la suciedad desprendida puede ser retirada durante el enjuague. Los residuos sobre el material médico tras un procedimiento quirúrgico contendrán sangre, tejidos, grasas y aceites y todo tipo de agentes químicos. Todos estos productos deben ser eliminados. El agua juega un papel esencial en el proceso de limpieza. En el caso de los residuos lipídicos, que no pueden ser diluidos en agua, deberán ser tratados de una manera específica para que queden suspendidos en este fluido. Las proteínas, mucho mayores que las grasas y también insolubles, deberían ser escindidas en pequeñas partículas para poder ser posteriormente eliminadas de una manera más sencilla. Está claro que para comprender los requisitos de la limpieza es necesario profundizar en la química de este proceso: una deslumbrante y complicada sucesión de interacciones entre los materiales que van a ser limpiados, los residuos, los productos de limpieza y el agua. Alrededor de todo ello, se ha desarrollado una industria completa que produce sofisticados productos para la limpieza de la mayor parte de materiales. Existe detallada información en diversas publicaciones y en páginas Web. En esta sección, se realiza una mirada cercana sobre los protagonistas implicados en este proceso: el agua y los productos químicos y cómo ellos son apoyados por la acción mecánica y la temperatura de la solución.

Agua y limpieza

El agua es un fluido sorprendente con propiedades fascinantes. Es esencial para la pervivencia de los seres vivos y está presente de forma abundante en el medio natural. Se utiliza de formas increíbles por la sociedad, en casa y en la industria. En nuestro caso, juega un papel clave en la limpieza.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 14
Figura 14: Estructura química y polaridad de la molécula de agua

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 15
Figura 15: Enlace de Puente de hidrógeno: Puente entre moléculas vecinas de agua

Estructura y propiedades del agua
La formula química del agua es H2O. Esta fórmula indica que una molécula (la partícula más pequeña de una sustancia) de agua está compuesta por 2 átomos de hidrógeno (H) y un único átomo de oxígeno (O). Mediante las interacciones de los electrones circundantes alrededor de los núcleos de hidrógeno y oxígeno, la molécula se mantiene unida. Los electrones están cargados negativamente. El núcleo posee carga positiva. En una molécula de agua, los electrones negativos más externos, tienden a acercarse más al núcleo positivo del átomo de Oxígeno que al de su propio Hidrógeno. Esto provoca una descompensación de cargas de la molécula de agua, que posee mayor carga negativa en la zona del oxígeno y mayor carga positiva en la zona de los átomos de hidrógeno: por esta razón, se dice que la molécula de agua es polar. Esta polaridad provoca la adhesión de moléculas de agua vecinas entre sí. Este tipo de unión específica, denominada enlace de puente de hidrógeno, es la explicación de numerosas y fascinantes propiedades del agua que la hacen tan especial:

  • Es un buen disolvente para un gran número de sustancias.
  • Posee un punto de ebullición relativamente alto.
  • Es estable.
  • Posee una elevada tensión superficial.

Estas propiedades también afectan al comportamiento del agua en los procesos de limpieza.

Problemas asociados a la limpieza con agua

Para una adecuada limpieza, es esencial que la suciedad sea disuelta o que de alguna manera sea suspendida en agua para permitir la extracción de los residuos. El agua puede disolver muchas sustancias, sin embargo, existen ciertas propiedades que provocan que el agua no sea idónea para la eliminación de algunos residuos como es el caso de aceites, grasas y proteínas. Casualmente, ¡ Éstas son las sustancias mayoritariamente presentes sobre los instrumentos y materiales! Por tanto, este problema debe resolverse de alguna manera.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 16
Figura 16: Disgregación del agua pura debida a la tensión superficial del agua, y por tanto, inhibiendo el proceso de limpieza.

El agua previene el mojado de las superficies: la tensión superficial
Para la limpieza, es esencial que el agua pueda disolver y suspender todo tipo de suciedad. Para ello, es importante que el agua logre un adecuado contacto con los residuos a disolver. En la práctica, el agua pura no moja las superficies, porque ¡ Tiende a disgregarse ! En el interior del agua, cada molécula es rodeada y atraída por otras moléculas de agua debido a su naturaleza bipolar. Sin embargo, sobre una superficie, esas moléculas se rodean de otras por la cara de la molécula donde contacta con otra. Esto genera una gran tensión superficial cuando las moléculas se unen en forma de agua. Esta tensión causa la disgregación del agua sobre las superficies ( vidrio, tela). La gota mantendrá su forma y no se esparcirá: esta disgregación previene el mojado de las superficies y por tanto, inhibe el proceso de limpieza.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 17
Figura 17: Los aceites vegetales flotan sobre el agua. El aceite no se disuelve en agua.

El agua no puede disolver grasas y aceites
Debido a su naturaleza polar, el agua natural puede disolver un gran número de sustancias: generalmente se dice que las sustancias con estructura polar pueden ser disueltas en agua. Por ello, reciben el nombre de hidrofílicas (amantes del agua). Sin embargo, existe un importante grupo de residuos que no son polares por naturaleza y por tanto, no pueden ser disueltos en agua. Estas sustancias se llaman hidrofóbicas (huyen del agua) Entre éstas, encontramos las grasas, aceites y proteínas. A pesar de ello, ¡son sustancias que se encuentran abundantemente entre los instrumentos quirúrgicos utilizados!. Por tanto, ¡el agua por sí sola no puede realizar un adecuado trabajo de limpieza ¡. Para una limpieza apropiada, es esencial que también estos residuos sean eliminados.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 18
Figura 18: Surfactantes en agua jabonosa, lo que provoca que el agua se esparza mejor y se adhiera a la superficie.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 19
Figura 19: Representación simbólica de una molécula surfactante.

Mejorando la capacidad de limpieza del agua: los surfactantes (tensioides)
El primer requisito es asegurar que el agua contacte con la superficie a limpiar. Esto significa que se debe reducir la tensión superficial. Mediante la adición de un agente químico que reduce la tensión superficial, el agua puede esparcirse y mojar las superficies. Los agentes químicos que son capaces de realizar esta acción eficazmente reciben el nombre de agentes surfactantes activos o surfactantes. También se utiliza el término tensioides. Los surfactantes son sustancias con moléculas que en uno de sus extremos tienden a ser atraídas por el agua (extremo hidrofílico) y por el otro extremos tienen tendencia a atraer sustancias lipídicas (las cuales son repelidas por el agua: extremo hidrofóbico) Estas sustancias provocan que el agua "moje más". Los surfactantes también son capaces de disolver las grasas y los aceites: los separan y emulsionan ( dispersan) en el agua. De igual forma, mantienen los residuos en suspensión por lo que éstos pueden ser arrastrados con el agua. Los surfactantes más comunes son el jabón y los detergentes.

Otras sustancias como los fosfatos, pueden emulsionar grasas y aceites, y ser usados en los detergentes. Sin embargo, no son capaces de reducir de forma notoria la tensión superficial del agua.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 20a - Objeto con una capa de suciedad. El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 20b - La suciedad es arrastrada en suspensión por el surfactante. El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 20c - Toda la suciedad queda suspendida en el agua. El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 20d - El agua con la suciedad son arrastrada. El objeto está limpio.
Objeto con una capa de suciedad. La suciedad es arrastrada en suspensión por el surfactante. Toda la suciedad queda suspendida en el agua. El agua con la suciedad son arrastrada. El objeto está limpio.
Figura 20: Eliminación de la suciedad presente en el agua donde se ha añadido un surfactante. La eliminación puede verse favorecida por una acción mecánica, como el cepillado y el arrastre.

Composición del agua: la calidad del agua

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 21
Figura 21: Agua con iones procedentes de la escisión de minerales, ácidos y bases disueltos.

Por su naturaleza, el agua contiene una amplia variedad de sustancias. Puede contener polvo y otras partículas de suciedad, microorganismos y minerales. Los minerales son compuestos químicos encontrados en la naturaleza, como la sal de cocina (NaCl), el yeso (CaSO4), el bicarbonato de calcio (CaHCO3) y muchos otros. Cuando se diluyen en agua, estos minerales normalmente se separan en iones, es decir, partículas con carga. Los iones positivos, son los llamados cationes (atraídos por un cátodo, el nombre de un electrodo negativo), como es el caso del Hidrógeno y los iones metálicos (K, Na, Ca, Fe, etc), y los iones cargados negativamente son los aniones (atraídos por el ánodo: un electrodo positivo). Los aniones son normalmente restos de ácidos y sales. La concentración de estos iones en el agua depende esencialmente de la estructura geológica del lugar de origen del agua. En zonas con mucho calcio, (cal) y magnesio, el agua contendrá iones de estos metales.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 22 - Depósitos de cal sobre un grifo y en un elemento calefactor debidos al uso de  agua duraEl ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 22 - Depósitos de cal sobre un grifo y en un elemento calefactor debidos al uso de  agua dura
Figura 22: Depósitos de cal sobre un grifo y en un elemento calefactor debidos al uso de agua dura

Agua dura y agua blanda
Cuando el agua contiene grandes cantidades de ciertas sales de calcio y magnesio (bicarbonatos), se dice que el agua es "dura". A temperaturas elevadas, estas sales no son solubles en agua y tienden a formar una capa dura sobre las superficies tratadas con ese agua. Esto provoca decoloración y daños sobre los equipos de lavado. Por esa razón, estos minerales deben ser extraídos o modificados cuando permanecen en solución y eliminados en el agua. Para ello, se añaden aditivos en el producto de limpieza. Otro método, incluso mejor, es extraer estos minerales del agua antes de su uso. Este procedimiento se conoce como descalcificación del agua: un proceso donde las sales de calcio y magnesio indisolubles son reemplazadas por una sal de sodio soluble. La sal de sodio permanece en la solución de agua, pero sin causar depósitos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 23 (Izq.) - Picaduras causadas por clorina.El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 23 (Der.) - Instrumento quirúrgico depositado en agua salada.
Figura 23: Picaduras causadas por clorina (Izq.). Instrumento quirúrgico depositado en agua salada. (Der.)

Cloruros
El agua de las tuberías puede contener cloruros, o también pueden provenir de la reacción del agua con la suciedad durante la fase de limpieza. Los fluidos corporales usualmente contienen sales fisiológicas, que de forma natural contienen clorina. Los iones cloruro son muy reactivos y arrastran fácilmente las moléculas de hierro presentes en la solución de agua. Por tanto, la clorina que se disuelve en el agua puede causar una seria corrosión del metal de los instrumentos, aspecto claramente evidente por la aparición de agujeros en el acero, conocidos como "picaduras inducidas por el cloruro" Es esencial que cualquier cloruro sea extraído durante la última fase del proceso de limpieza.

Se puede demostrar fácilmente el efecto corrosivo a largo término del cloruro sumergiendo un instrumento en agua salada. En pocas horas, incluso el instrumental fabricado con el acero inoxidable de mayor calidad, empezará a corroerse. Después de un día, se habrá formado una capa marrón de óxido. Esto es lo que se conoce como el "sangrado" de los instrumentos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 24 - En el agua pura, en 1 de entre 10.000.000 moléculas, uno de los núcleos del átomo de hidrógeno se desplaza hacia otra molécula de agua. El electrón del átomo de H permanece en la molécula donante, por lo que ésta se carga negativamente, mientras que la molécula receptora adquiere carga positiva. El resultado es un ión H3O+ y un ión OH-.
Figura 24: En el agua pura, en 1 de entre 10.000.000 moléculas, uno de los núcleos del átomo de hidrógeno se desplaza hacia otra molécula de agua. El electrón del átomo de H permanece en la molécula donante, por lo que ésta se carga negativamente, mientras que la molécula receptora adquiere carga positiva. El resultado es un ión H3O+ y un ión OH-.

Acidez del agua: el pH
En el agua pura, la mayoría de las moléculas de agua permanecen unidas. Sin embargo, en raras ocasiones, debido al enlace de puente de hidrógeno, el núcleo de un átomo de hidrógeno (el protón) de una molécula salta hacia una molécula vecina. Esta molécula poseerá 3 átomos de hidrógeno unidos a ella y se convertirá en un ión positivo cargado H3O+. La otra molécula de agua, la cual ha perdido su núcleo de hidrógeno, pero que mantiene su electrón, se convierte en un ión cargado negativamente OH-. En el agua pura, esto sucede alrededor de 1 en 10.000.000 (107) moléculas. En el agua pura, la cantidad de H3O+ como OH- son iguales, y su acidez, también conocida como pH, es 7 (el número de ceros de la concentración) por lo que se dice que es neutra. Se ha comprobado que cuando la concentración de H3O+ es más elevada que la de OH-, la solución se torna ácida (por ejemplo, 1 en 10.000 moléculas ó 104). El pH por tanto, será inferior a 7. En este ejemplo el pH es 4. Si el número de H+ es inferior al número de iones OH- presentes en la solución, está será básica. La acidez del agua influye enormemente sobre las propiedades de limpieza de los productos químicos utilizados en la limpieza, y afecta a la corrosión conjunta que provocan los agentes químicos y el agua.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 25 - : Un exceso de H3O+ (o lo que es lo mismo, de H+) causa acidez. Un exceso de OH- convierte un fluido en básico. Los ácidos típicamente añaden iones H+ y causan un incremento de la acidez y por tanto, del pH. Las bases traen consigo iones OH- y provocan fluidos básicos, incrementando el pH.
Figura 25: Un exceso de H3O+ (o lo que es lo mismo, de H+) causa acidez. Un exceso de OH- convierte un fluido en básico. Los ácidos típicamente añaden iones H+ y causan un incremento de la acidez y por tanto, del pH. Las bases traen consigo iones OH- y provocan fluidos básicos, incrementando el pH.
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 26
Figura 26: Instrumentos opacos y descoloridos en tonos azul oscuro debido a la acción de los silicatos.

Silicatos
En zonas donde el agua del grifo proviene de zonas arenosas, el agua contiene silicatos: se trata de minerales con sílice en su composición (el principal componente de la arena). Los silicatos son sales que tienden a depositarse sobre los instrumentos causando opacidad (al principio), o capas azul oscuro (cuando esta capa crece en espesor). Mediante un adecuado tratamiento del agua (agua desionizada), donde la mayor parte de los minerales son extraídos, incluidos los silicatos, puede solucionarse este problema. De igual forma, los productos de limpieza pueden contener agentes químicos que ayudan a mantener los silicatos en solución y por tanto, prevenir la formación de sedimentos de sales de silicatos.

Mejorando la calidad del agua

La calidad del agua tiene una gran influencia sobre el resultado del proceso de limpieza. Los análisis del agua y su tratamiento, son temas que requieren un conocimiento especial. Para planificar su instalación de tratamiento de aguas y solventar los problemas relacionados, debe recibir consejo de compañías con experiencia y conocimiento en el tema. Estos apuntes constituyen tan sólo una breve introducción de lo que representa este tema. Dependiendo de la fase del proceso de limpieza, se requiere un agua de mayor o menor calidad. Un agua de alta calidad en este contexto significa un agua con la mínima cantidad de partículas y materiales disueltos. El aclarado inicial puede ser con agua normal de red. Sin embargo, el agua del aclarado final debería ser un agua de alta calidad con el mínimo contenido de minerales disueltos. Para mejorar la calidad del agua utilizada para las acciones a desarrollar en una Central de Esterilización, existen diferentes métodos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 27
Figura 27: Cartuchos de filtros de agua
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 28
Figura 28: Prefiltro de agua de gran capacidad

Filtrado: Con la intención de extraer la mayor cantidad de partículas de polvo y suciedad que flotan sobre el agua, ésta es pasada a través de un tamiz o elemento filtrante que recoge todas las pequeñas partículas. A pesar de todo, el tamaño de la malla del filtro permite que pequeñas partículas puedan pasar a través del mismo. Por tanto, el filtrado no es suficiente para purificar el agua completamente, pero con frecuencia, es necesario como primer paso, ya que estas partículas pueden interferir con otros métodos de purificación ó atascarlos rápidamente. Por esta razón, normalmente se instala un sistema de prefiltros.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 29
Figura 29: Planta típica de destilación, para pequeñas cantidades de agua

Destilación: la destilación supone la ebullición del agua para producir vapor. El vapor de agua contacta con una superficie fría, con lo que se condensa de nuevo en un líquido que es recogido. Como los solutos no son normalmente vaporizados, permanecen en la solución que está en ebullición. Sin embargo, la destilación no purifica completamente el agua, ya que contaminantes con puntos de ebullición similares puedan quedar contenidos en las gotitas del líquido vaporizado. A pesar de ello, se puede obtener un 99.9% de agua pura por destilación. Por tanto, la destilación genera un agua de alta calidad; sin embargo, se requiere una gran cantidad de energía para este proceso. En situaciones donde se necesita gran cantidad de agua de alta calidad, (como por ejemplo en los procesos de lavado y esterilización), se utilizan otros métodos, como la descalcificación del agua, la desionización y la osmosis inversa.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 30
Figura 30: Descalcificador de agua de uso continuo (unidad doble). El recipiente blanco contiene sal, usada para la regeneración de las resinas.

Descalcificación del agua por intercambio iónico

Las sales que provocan la dureza del agua, como el bicarbonato de calcio (CaHCO3) y el cloruro de Magnesio (MgCl2) y que tienden a depositarse, se intercambian con sales de Sodio. Estas sales se disuelven muy bien en agua y por tanto, no se depositan. En un agua descalcificada, los iones duros son intercambiados con los iones Sodio. Esto se efectúa haciendo pasar el agua a través de una columna de resina que posee cadenas que atrapan el calcio, magnesio y otros iones de metales pesados y los reemplazan por iones Sodio. Las sales de sodio son solubles en agua y por tanto, no crearán depósitos. En lugar de resinas, también pueden utilizarse zeolitos (aluminio-silicatos cristalinos).

Cuando la resina se satura de iones duros, puede ser regenerada con iones Sodio mediante el añadido de salmuera (agua con sal), lo que permitirá de nuevo su uso como descalcificador.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 31
Figura 31: Un intercambiador iónico de 2 pasos para la producción de agua desmineralizada.

Desionización en dos pasos mediante intercambio iónico

En este proceso, todos los iones presentes en el agua son extraídos mediante un proceso en dos pasos. En la primera fase, los iones metálicos (cationes cargados positivamente) son intercambiados por iones H+. En una segunda fase, los ácidos y sales remanentes (aniones cargados negativamente), son intercambiados con iones OH-. El enlace entre H+ and OH+ forma H2O: agua. De esta forma, todos los minerales son extraídos.

En muchos laboratorios, este método de purificación ha reemplazado a la destilación, ya que proporciona un mayor volumen de agua muy pura. Así mismo, el agua del aclarado final de los procesos de limpieza normalmente se trata de esta manera. El agua purificada conseguida a través de este método recibe el nombre de agua desionizada o desmineralizada.

Debido a su debilidad de enlace con las resinas, los silicatos causan una capa opaca o azulada sobre los instrumentos de acero inoxidable, y pueden pasar a través de los intercambiadores iónicos, especialmente si las resinas están casi saturadas. Como los silicatos no incrementan la conductividad del agua, la presencia de los mismos puede ser pasada por alto fácilmente.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 32
Figura 32: Unidad de osmosis inversa

Osmósis inversa: también llamada hiperfiltración. En este caso, se crea una presión mecánica aplicada a la solución que contiene impurezas, forzada a través de una membrana semipermeable. El tamaño de los poros de esta membrana es aproximadamente de 0.0005 micrones (si comparamos con una bacteria, ésta normalmente posee un tamaño entre 0,2-1 micrones). Por tanto, el término aplicado es osmosis inversa, ya que la osmosis normal generaría agua pura si se dirigiera en la otra dirección para diluir las impurezas. La osmosis inversa es teóricamente el método disponible a gran escala más riguroso para la purificación de agua. Como la membrana es muy propensa a ser dañada por las clorinas, los iones metálicos y otras impurezas, normalmente este sistema se combina con filtros de agua y dispositivos descalcificadores.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Agentes químicos utilizados en los procesos de limpieza

Durante los procesos de limpieza, se utilizan uno ó más productos químicos. En la limpieza manual, normalmente con un solo detergente es suficiente. Sin embargo, en una máquina de lavado, se utiliza un gran número de productos, los cuales se aplican en etapas concretas dentro de los procesos de limpieza/desinfección. Las sustancias químicas usadas para la limpieza son el resultado de investigaciones avanzadas, y proporcionan una acción limpiadora adecuada a los procesos para los cuales se han diseñado. Recientemente, todos los aspectos relacionados con el impacto medioambiental y la seguridad referentes a los agentes químicos, se han tornado muy importantes, lo que ha repercutido en la fabricación de productos más ecológicos.

Las lavadoras/desinfectoras automáticas están equipadas con sistemas dosificadores que programan la inyección necesaria de cada producto de forma individual y en el momento justo del proceso.

Su proveedor puede aconsejarle sobre los productos más adecuados en base a sus necesidades. En esta sección se describe brevemente los productos más importantes utilizados en los procesos de limpieza/desinfección.

Detergentes/ productos de limpieza

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 33
Figura 33: Agente de limpieza y de ayuda en el aclarado para lavadoras desinfectoras automáticas.

Son las sustancias químicas principales utilizadas en un proceso de limpieza. Pueden contener surfactantes, sustancias alcalinas, enzimas, inhibidores de la corrosión, disolventes, etc. Para la limpieza de los instrumentos quirúrgicos, se han desarrollado productos específicos teniendo en cuenta la suciedad habitual encontrada sobre el instrumental utilizado. Estos productos están disponibles para la limpieza manual y para las lavadoras desinfectoras automáticas. Igualmente, para materiales delicados, como es el caso de los endoscopios flexibles, existen productos específicos.

Fundamentalmente, los detergentes poseen estos componentes:

Surfactantes: jabón y detergentes

Los surfactantes son componentes muy importantes de un producto de limpieza; reducen la tensión superficial del agua y posibilitan la emulsificación de las grasas y los aceites con el agua (Ver también Mejorando la capacidad de limpieza del agua: los surfactantes (tensioides). El jabón y los detergentes son surfactantes. El jabón está basado en grasas de origen animal y vegetal, mientras que los detergentes proceden de sustancias sintéticas de la industria petroquímica. Los detergentes pueden ser diseñados para varios propósitos. En el mercado existe un amplio abanico de surfactantes disponibles que se utilizan en función de su aplicación. Se dividen en 3 grupos principales que dependen de la carga de la parte activa del surfactante. Se conocen como catiónicos, aniónicos o Neutros/ No iónicos. Para una información más detallada, consulte en las páginas Web y en la bibliografía referidas.

Sustancias alcalinas

Los álcalis son sustancias que en disolución acuosa reaccionan alcalinamente ( emiten iones OH- en la solución ). Se trata de sustancias como el amoníaco (NH3), la sosa (Na2CO3), fosfatos, Silicatos e hidróxidos (hidróxido de sodio: NaOH) e hidróxido de potasio (KOH). Los álcalis cumplen una serie de funciones:

  • Aseguran una actividad optima de los surfactantes.
  • Las soluciones alcalinas son utilizadas para eliminar las grasas y aceites. Cuando éstos reaccionan con una base, se transforman en ácidos grasos y glicerina, con lo que se tornan solubles en agua. Los ácidos grasos por sí mismos actúan como tensioides y por tanto estimulan la emulsificación de las grasas. Este proceso es conocido con el nombre de saponificación. En esta configuración, las sustancias grasas pueden ser fácilmente eliminadas.
  • Por último, destacar que algunas sustancias alcalinas (Ej. Los fosfatos) pueden unirse a iones duros (Ca2+ y Mg2+), que pueden estar presentes en el agua o en la suciedad.

Componentes básicos

Son sustancias químicas que se unen a los iones duros: Calcio y Magnesio. Mediante esta unión, previenen la formación de depósitos calcáreos. Ejemplos de estas sustancias son los Fosfatos y los Fosfonatos. Un problema surgido por la utilización de este tipo de sustancias ha sido el dramático incremento del crecimiento de las algas en la superficie terrestre, ya que su ritmo de descomposición es más lento que el de su crecimiento, con lo que agotan el oxígeno presente en el agua y provocan la muerte de los organismos existentes en ese ecosistema. Por esta razón, el uso de fosfatos está desaconsejado y se ha investigado sobre nuevos productos mucho más respetuosas con el medio ambiente. Sustancias conocidas como Zeolitos (aluminio-silicatos cristalinos) se están utilizando como componentes básicos de los detergentes. Estas sustancias intercambian iones sodio con los iones duros. Las cantidades / formulación de estos componentes dependerán de la calidad de agua utilizada para el lavado. Para lavar los instrumentos quirúrgicos que normalmente se limpian en las lavadoras desinfectoras, se utiliza agua desionizada o desmineralizada. Esta es la razón por la que los detergentes de máquinas automáticas de uso quirúrgico apenas incluyen estos componentes. En cambio, se formulan comúnmente en los productos de limpieza utilizados con agua normal de red: lavavajillas, lavadoras de ropa, etc

Inhibidores de la corrosión

El acero inoxidable apenas se ve afectado por la composición de los detergentes. Sin embargo, el aluminio es muy sensible a los detergentes que contienen soluciones alcalinas. Por esta razón, para proteger los materiales de aluminio, se añaden inhibidores de la corrosión. Normalmente estas sustancias son silicatos de aluminio. Estos agentes crean una capa protectora contra el óxido sobre el material de aluminio.

Biocidas

Se trata de agentes químicos que pueden matar (micro-) organismos como bacterias, hongos y virus. Normalmente su acción se produce por oxidación de las proteínas sobre las células vivas. Ejemplos de biocidas son el peróxido de hidrógeno, el ácido peracético, el hipoclorito de sodio y ciertos componentes de amonio.

En los procesos de limpieza de los equipos médicos, la inactivación de los organismos normalmente se efectúa por agua a alta temperatura (desinfección térmica). Sin embargo, el material de anestesia se desinfecta frecuentemente a 65ºC añadiendo un desinfectante químico.

Enzimas

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 34
Figura 34: Enzima rompiendo una gran proteína en pequeñas cadenas, las cuales pueden ser disueltas en agua. El enzima penetra específicamente (como una llave en una cerradura) sobre las partes más débiles de la proteína y la corta en esas posiciones. El enzima no se ve afectado por esta acción y puede realizar muchos más cortes en la molécula.

Un enzima es, en biología, una molécula proteica especial cuya función es facilitar o acelerar la mayor parte de las reacciones químicas que tienen lugar en las células. Son los catalizadores biológicos. Pueden descomponer grandes moléculas de proteinas, grasas y almidón en pequeños catabolitos que pueden ser diluídos en agua. De esta forma, las manchas causadas por la sangre y las grasas pueden ser eliminadas. Para cada tipo de sustancia biológica existe un enzima específico. Por ejemplo, las proteasas disgregan proteínas; las lipasas descomponen grasas (lípidos). En los procesos de descomposición de grandes moléculas, el enzima no se agota. Con el tiempo suficiente, pequeñas cantidades de enzimas pueden descomponer gran cantidad de proteínas. Cuando la suciedad de los instrumentos quirúrgicos contiene gran cantidad de estos residuos orgánicos, se pueden utilizar productos químicos de tipo enzimático.

Neutralizantes

Los neutralizantes se utilizan cuando la acción limpiadora principal se realiza con un producto de limpieza alcalino. Para prevenir los posibles residuos alcalinos que puedan afectar a los materiales que van a ser lavados, la alcalinidad se reduce aplicando un ácido en el agua durante una fase de neutralizado. Normalmente los ácidos son de tipo débil, como el ácido cítrico. También se suele utilizar el ácido fosfórico. Los neutralizantes tan sólo son necesarios si se utiliza un producto de limpieza de tipo alcalino.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 35
Figura 35: Daños sobre la superficie del acero debidos a la fricción. Los lubricantes crean una capa que previene los daños sobre este material.

Lubricantes

Los instrumentos quirúrgicos son propensos a la corrosión, especialmente enlas superficies de acero donde existen engranajes o bisagras. Por naturaleza, el acero inoxidable tiene una capa protectora de óxido de cromo, que se torna más espesa con el tiempo. Pero debido a la fricción, esta capa protectora se va dañando. En estas zonas donde el hierro queda al descubierto, es muy fácil que el acero se corroa. De igual forma, la presencia de residuos minerales sobre estos engranajes también estimulan la corrosión. Por ello, los lubricantes se añaden en el agua de aclarado, para formar una capa protectora sobre el acero. Los lubricantes más habituales son los aceites de parafina.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 36
Figura 36: Instrumentos con gotas de agua debido a la tensión superficial. Una sustancia que ayude en el aclarado provocará que el agua se extienda sobre la superficie del acero.

Ayudas en el aclarado

Tras la desinfección con agua caliente, la carga debe ser secada. Como hemos visto, el agua posee una elevada tensión superficial por lo que tiende a crear gotitas sobre la superficie de los materiales. Estas gotas se evaporan muy lentamente, por lo que se necesita un tiempo de secado muy prolongado. Por esta razón, durante el aclarado final puede añadirse una sustancia que ayude en el aclarado. Este producto contiene un surfactante, que provoca el esparcimiento del agua sobre la superficie. Este mayor contacto del agua sobre las superficies inducirá una evaporación más rápida y el tiempo de secado se reducirá considerablemente. Esto también incide en la cantidad de energía consumida, que puede reducirse de igual forma.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Importancia el aclarado intermedio tras la limpieza

Después de que se haya efectuado el proceso de limpieza, los productos químicos utilizados pueden permanecer sobre los instrumentos y los materiales. Cuando el aclarado no se ha efectuado apropiadamente o cuando el agua utilizada para el aclarado es de poca calidad (contiene muchos minerales), estos agentes químicos pueden permanecer sobre la superficie. Estos residuos pueden casar daños severos sobre los instrumentos durante la fase de secado y especialmente tras la posterior esterilización con vapor, donde el medio húmedo puede fácilmente causar corrosión. Esta es la razón por la cual es esencial que tras la limpieza, la carga sea aclarada a fondo. Preferiblemente, este aclarado debe realizarse con agua de alta calidad: agua preparada por desionización o por osmosis inversa.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Desinfección y secado

En la mayoría de las lavadoras desinfectoras, tal y como su nombre indica, el aclarado intermedio será seguido por una fase de desinfección, mediante un aclarado con agua caliente, normalmente rondando los 90°C durante 1 minuto; 80°C durante 10 minutos ó 70°C durante 100 minutos (EN15833).

Por esta razón, existen ciertos materiales que para su uso tan sólo necesitan de la desinfección; otros, serán lo suficientemente seguros para ser manipulados y preparados para su posterior esterilización.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Métodos de limpieza en el Servicio de Esterilización

Dependiendo de los materiales que van a ser limpiados y de los recursos disponibles, la limpieza se puede realizar de diferentes maneras. Algunos materiales pueden ser lavados en lavadoras/desinfectoras automáticas. Otros tan sólo pueden ser lavados manualmente. En muchos casos, se realiza una combinación de procedimientos manuales y automáticos.

Limpieza Manual

Con la intención de reducir riesgos, si se puede realizar la limpieza con medios automáticos es preferible a la realización manual. Dado que la limpieza manual es la tarea de mayor riesgo en la Central de Esterilización, siempre que sea posible, la limpieza debe realizarse mediante equipos automáticos. Tan sólo debe efectuarse la limpieza manualmente si la limpieza mediante lavadoras no es posible.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 37
Figura 37: Limpieza manual

La limpieza manual puede ser realizada usando un amplio abanico de herramientas:

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 38
Figura 38: Cepillos de todas las formas y tamaños

Cepillos: externos e internos

Para la limpieza manual, existe un amplio rango de cepillos adecuados para tareas individuales.

Cepillos externos: Para la limpieza de las superficies externas de los objetos. Pueden ser de cerdas duras o blandas.

Cepillos internos: para la limpieza de instrumentos tubulados. Existe una gran variedad de diámetros y longitudes para cualquier tipo/ tamaño de los materiales o instrumentos canulados.

¡ No utilice cepillos metálicos para la limpieza, ya que puede dañar la capa protectora existente en los instrumentos de acero inoxidable y aluminio!

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 39
Figura 39: Esponja o toalla

Esponjas o paños

Instrumentos delicados como las ópticas, pueden ser limpiadas mediante paños suaves o esponjas.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 40
Figura 40: Pistola a presión

Pistola a presión

Una pistola a presión es esencial para el arrastre y aclarado en los instrumentos tubulados. Existen diferentes tipos de boquillas para un amplia variedad de aplicaciones.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 41
Figura 41: Ducha de mano

Ducha de mano

La ducha de mano puede ser utilizada para realizar un aclarado inicial sobre los instrumentos.

Utilice una pica profunda, con el objeto de prevenir las posibles salpicaduras. Asegúrese de que la presión de agua no es demasiado elevada para evitar el salpicado. ¡ Utilice tan sólo agua fría para extraer la sangre! Protéjase con guantes y mascarilla, o utilice una pantalla anti-salpicaduras. Consulte la sección Protección del

Pre-agitadores

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 42
Figura 42: Agitador de instrumentos

Agitador de instrumentos

En un agitador, los instrumentos se sumergen y se rocían mediante inyectores de agua a presión. La mayor parte de la suciedad se extrae de esta forma. Aquellos instrumentos donde la suciedad no se elimina completamente, no son limpiados en un ultrasonidos ni tampoco son lavados de forma manual, deberán ser lavados / desinfectados en una lavadora / desinfectora de instrumental.

Limpieza ultrasónica: el "cepillo" microscópico

Para una adecuada limpieza, la acción mecánica es esencial, para así romper la capa de suciedad y por tanto permitir que el agente limpiador penetre sobre la superficie sucia, la descomponga en pequeñas partículas y provoque su suspensión en agua. La limpieza normal mediante cepillos, agitadores, etc, no es capaz de alcanzar totalmente todas las superficies. Por ultrasonidos, el agua es agitada a velocidades por encima de la del sonido. Se trata de una especie de cepillado a una velocidad superior que las vibraciones sonoras. La ventaja principal de su acción limpiadora es que el agua tratada de esta manera puede alcanzar cualquier zona del instrumental.

Principios de la limpieza por ultrasonidos

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 43
Figura 43: Curva del agua/ vapor: cuando a una temperatura dada la presión sobre el agua desciende más allá de los valores de la curva, el agua se evaporará.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 44
Figura 44: Ondas ultrasónicas con áreas de incrementos y descensos de presión

Principios Básicos: La cavitación del agua

A una temperatura concreta, el agua tan sólo existe en estado líquido por encima de una presión mínima. Cuando la presión decrece por debajo de un valor crítico, el agua se transforma en gas. Por ejemplo, cuando el agua está a 60°C, a presión atmosférica (0 Bar en la escala de presión) el agua es líquida. Si la presión se reduce por debajo de -.8 Bar, el agua ya no puede existir como fluído y se evapora. En un limpiador ultrasónico, el agua vibra a frecuencias ultrasónicas. Estas ondas causan descensos y ascensos de presión de forma súbita sobre el agua. El decrecimiento repentino causa momentos en los que el agua no puede permanecer en estado líquido y se forman burbujas de gas. El posterior incremento de presión sobre las burbujas provoca su colapso, tornando de nuevo al estado líquido. Este proceso de creación de minúsculas burbujas o cavidades en el agua es conocido como cavitación.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 45
Figura 45: Debido al rápido descenso de la presión del agua, se forman cavidades, que se colapsan en el momento en que la presión se incrementa.

El cepillo microscópico: resultado de la cavitación

La limpieza ultrasónica depende de este proceso de cavitación, es decir, de la rápida y violenta formación y posterior colapso de diminutas burbujas o cavidades en el líquido de limpieza. Esta agitación de pequeñas e incontables burbujas provoca una alta eficacia de lavado tanto sobre las superficies expuestas como las más escondidas, inmersas dentro de la solución de limpieza. Cuando la frecuencia se eleva, el número de estas cavidades también se incrementa, pero la energía liberada por cada cavidad decrece, con lo que el efecto limpiador de estas pequeñas partículas se favorece sin dañar los instrumentos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 46
Figura 46: Componentes principales de un limpiador ultrasónico

Componentes de un limpiador ultrasónico

1. Generador de ultrasonidos

A través de la red eléctrica, las ondas eléctricas se transforman en frecuencias ultrasónicas (dependiendo de la aplicación 25kHz-50kHz).

2. Transductores
Uno o más transductores (elementos vibradores) transforman las ondas eléctricas en ondas ultrasónicas sonoras.

3. Cubeta de limpieza
El tanque de limpieza contiene el fluido limpiador (normalmente agua con un detergente enzimático). En la base de esta cubeta, se encuentran los transductores.

Aplicación

El tratamiento ultrasónico puede ser muy útil para instrumentos de acero inoxidable. Está especialmente indicado para instrumentos delicados al impacto mecánico: instrumentos de microcirugía; instrumentos dentales.

NO utilice la limpieza por ultrasonidos para:

Endoscopios Flexibles: NUNCA deberían ser tratados en un baño ultrasónico.

Materiales elásticos: Absorben las ondas ultrasónicas, por lo que el efecto de la cavitación quedará mitigado y la acción limpiadora será mucho menos efectiva. Por tanto, materiales elásticos como los ítems de caucho y materiales de silicona, no deberían ser procesados en un limpiador ultrasónico.

Los instrumentos MIS (Microcirugía) o endoscopios rígidos, sólo pueden ser limpiados por ultrasonidos si el fabricante lo especifica en sus instrucciones. Normalmente, los sistemas ópticos NO deberían ser limpiados en un baño ultrasónico.

Equipo de limpieza ultrasónico

Los limpiadores ultrasónicos están disponibles en forma de pequeñas unidades de sobremesa o grandes cubas integradas dentro de las mesas de lavado, en fregaderos, etc. Estas equipos pueden estar preparados para acondicionar una o más bandejas de medida estándar para instrumentos. Las unidades de limpieza ultrasónicas pueden también estar integradas dentro de una lavadora desinfectora automática

Una cubeta de ultrasonidos sin tapar puede generar un sonido irritante. Además, sobre su superficie pueden formarse aerosoles. Por esta razón, se recomienda que un equipo de ultrasonidos posea una tapa adecuada. Las cubas ultrasónicas de grandes dimensiones, suelen estar equipadas con un mecanismo que eleva la bandeja de instrumental en el momento en que se abre la tapa.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 47
Figura 47: Limpiadores ultrasónicos de sobremesa
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 48
Figura 48: : Cubeta ultrasónica integrada en una mesa de lavado
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 49
Figura 49: : Limpiador ultrasónico con sistema elevador de bandejas; gracias a la tapa, se reduce el ruido

Pautas para la limpieza por ultrasonidos

  • Con la intención de prevenir la irritación auditiva, la unidad debería estar equipada con una tapa.
  • Rellene la cubeta siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Utilice un agente de limpieza o combínelo con un agente limpiador/desinfector en las concentraciones y temperaturas que recomiende el fabricante.
  • Asegúrese que la cubeta con agua no contiene gases. Cualquier gas en el agua reduciría la cavitación y por tanto, el efecto limpiador. Por tanto, utilice agua caliente, preferiblemente sobre los 40°C. Esta temperatura estimulará la no aparición de gases, y mejorará los efectos limpiadores. Sin embargo, esta agua no debería superar los 60°C para prevenir la coagulación; si es necesario, añada un detergente adecuado que prevenga la coagulación de las proteinas.
  • Asegúrese de que todos los materiales tratados están sumergidos completamente.
  • Los instrumentos con cierres, deberían estar abiertos.
  • No sobrecargue las bandejas.
  • Renueve el baño ultrasónico al menos dos veces al día. Si es necesario, hágalo más frecuentemente dependiendo de las condiciones de uso.

Test de funcionamiento para limpiadores ultrasónicos

Existen dos pruebas sencillas para comprobar el funcionamiento de su limpiador ultrasónico:

a. a. Test del portaobjetos

Moje la parte esmerilada de un portaobjetos de vidrio con un tapón de agua y dibuje una "X" con un lápiz del No. 2 de esquina a esquina de esta zona. Asegúrese que el tanque de ultrasonidos esté lleno hasta la línea, y sumerja el extremo esmerilado en la solución limpiadora nueva. Encienda el ultrasonidos. La marca "X" empezará a borrarse casi inmediatamente, y estará completamente eliminada en unos 10 segundos.

b. Test de la lámina de aluminio

Se han descrito varias pruebas que utilizan láminas de aluminio. Puede seguir el siguiente procedimiento: Corte 3 pequeñas láminas de aluminio de aproximadamente 10cm x 20cm cada una. Doble cada pieza sobre una barra que utilizará para suspender la lámina en el tanque. Una percha de ropa también le servirá. Su ultrasonidos debería estar lleno de la solución limpiadora, sin gases, y a la temperatura de trabajo operativa. Suspenda el primer cuadrado en el centro del tanque y los otros dos, a un par de pulgadas de los extremos del tanque. Asegúrese que el tanque esté lleno hasta la línea de referencia, y encienda el ultrasonidos durante diez minutos. Extraiga las láminas e inspeccione: las tres piezas de aluminio deberían estar perforadas y arrugadas en el mismo grado. Otra prueba recomienda el uso de 9 tiras de lámina de aluminio, de 15 a 20 mm de ancho, colgadas a 10 mm del fondo del tanque, pero sin tocarlo.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 50 - Cinta de lámina de aluminio para probar los limpiadores ultrasónicos. También puede utilizar lámina de aluminio casera. El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 51 - Lámina tras una inadecuada cavitación (ampliación a 10 X). No se detectan perforaciones ! El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 52 - Cavitación adecuada: la lámina aparece perforada (ampliación a 10X)
Figura 50: Cinta de lámina de aluminio para probar los limpiadores ultrasónicos. También puede utilizar lámina de aluminio casera. Figura 51: Lámina tras una inadecuada cavitación (ampliación a 10 X). No se detectan perforaciones ! Figura 52: Cavitación adecuada: la lámina aparece perforada (ampliación a 10X)

c. Indicadores químicos para comprobar la cavitación

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 53 - El vial con el indicador para la cavitación (de medidas aproximadas, 1 cm de diámetro x 2 cm de alto) contiene bolitas de vidrio y un agente químico, que inicialmente es de color verde. Cuando se expone a un ciclo ultrasónico adecuado, su color cambiará a amarillo en varios segundos.
Antes-Después

Figura 53: El vial con el indicador para la cavitación ( de medidas aproximadas, 1 cm de diámetro x 2 cm de alto) contiene bolitas de vidrio y un agente químico, que inicialmente es de color verde. Cuando se expone a un ciclo ultrasónico adecuado, su color cambiará a amarillo en varios segundos.

Recientemente, en el mercado han aparecido indicadores químicos utilizados para comprobar la correcta operatividad de los baños ultrasónicos. Su función es verificar la aptitud del equipo de ultrasonidos. La cavitación activa una reacción química en el fluido del test, que causa un cambio de color muy evidente. El dispositivo de prueba está encapsulado y contiene el fluido y bolas de vidrio en su interior. El vial se coloca en el baño ultrasónico, que debe ser activado a la frecuencia, tiempo y temperatura operativas. Si se consigue una cavitación efectiva, el color del fluido cambia de verde a amarillo. La ventaja de este sistema es que puede ser utilizado conjuntamente con la carga que va a ser limpiada.

Limpieza con lavadoras / desinfectoras automáticas

Como su nombre indica, una lavadora / desinfectora realiza un ciclo de lavado seguido de una fase de desinfección. La desinfección es efectuada por una inyección de agua caliente a aproximadamente 90°C durante 1-10 minutos. La máquina rinde material limpio, desinfectado y seco: es decir, preparado y seguro para su manipulación, aspecto necesario para realizar la inspección de los instrumentos y su posterior empaquetado. Estos equipos son rápidos y fáciles de manejar. Normalmente tienen programas para diferentes tipos de carga. En la Unión Europea, las nuevas lavadoras desinfectoras deberían cumplir con el Estándar Europeo EN15883.

Típico proceso de limpieza / desinfección en una lavadora desinfectora automática

El siguiente diagrama muestra las fases de un proceso típico de limpieza en una lavadora desinfectora. Algunos detalles pueden diferir entre fabricantes y modelos individuales.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 54
Figura 54: Proceso típico de limpieza para una lavadora desinfectora automática

Pre lavado: Aclarado inicial de la carga con agua fría. La mayor parte de la suciedad marcha en esta fase. La temperatura no debería exceder los 35ºC.

Limpieza: El detergente es añadido y el agua es calentada hasta aproximadamente los 45-55°C. La limpieza principal se desarrolla en esta fase. Nota: para agentes de limpieza alcalinos, se deben utilizar altas temperaturas.

Neutralización: Cuando se utiliza un agente de limpieza alcalino, el agua es químicamente neutralizada con el objetivo de prevenir la corrosión.

Aclarado intermedio: Toda la suciedad remanente es cuidadosamente arrastrada con agua fresca nueva.

Desinfección a 90-95°C durante aproximadamente 1-10 minutos. Puede añadirse un surfactante que ayude en el aclarado y que reducirá el tiempo de secado. El tiempo y la temperatura dependerán de la carga.

Secado: Con el objetivo de prevenir la recontaminación, es esencial que la carga esté seca en el momento de ser liberada.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 55
Figura 55: Lavadora desinfectora con puerta automática. Una ventana de vidrio permite observar el ciclo que acontece en su interior.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 56
Figura 56: Rack para instrumentos canulados. Para asegurar que este material (o por ejemplo, el material de Microcirugía) se limpia interiormente, cada instrumento está conectado a un sistema de inyección individual.

Lavadoras desinfectoras
Estas máquinas también reciben el nombre de "batch washers". El término se refiere a que la limpieza se realiza por lotes: una carga es procesada completamente en una única cámara y posteriormente se extrae de la máquina. Este hecho está en contraposición con los túneles o "takt washers", donde las fases de un ciclo tienen lugar en cámaras consecutivas.

Dependiendo de su tamaño, se puede colocar un número determinado de bandejas estandarizadas de instrumentos en un rack de carga e introducirlo en la cámara de lavado. Los racks de carga están disponibles para un amplio abanico de instrumentos y materiales, cubriendo así diversas aplicaciones: instrumental, contenedores, instrumentos de Microcirugía, material de anestesia, zuecos de quirófano y biberones. En el caso de instrumentos canulados, es fundamental que su interior quede perfectamente limpio y aclarado. Por ello, cada rack se conecta a un sistema de inyección individual. Dependiendo del tipo de carga, existirá un menú de programas adecuado. En las maquinas más nuevas, existen sistemas de reconocimiento automático de los racks insertados, con lo que el equipo selecciona el programa apropiado automáticamente, reduciendo la posibilidad de error humano en la selección equivocada del programa. El ciclo completo transcurre de manera automática y se desarrolla todo él, en la misma cámara de lavado.

Las ventajas de estas máquinas son

  • Diseño compacto
  • Menor complejidad que los túneles de lavado; por tanto, menores posibilidades de averías.
  • La capacidad de lavado puede incrementarse instalando unidades adicionales contiguas. Esta capacidad extra proporciona una seguridad añadida en caso de avería.

Si a pesar de ello, se necesita una capacidad de procesamiento mayor, se debe considerar la posibilidad de instalar un túnel de lavado.

Las lavadoras / desinfectoras pueden ser equipadas con una única puerta ó con doble puerta (de tipo paso a través). Este último se recomienda en caso de necesitar separar el área limpia de la sucia, y por tanto, reducir las posibilidades de infección cruzada. Las puertas deberían estar interbloqueadas, asegurando que no puedan abrirse ambas puertas al mismo tiempo. Las puertas pueden activarse manualmente o ser completamente automáticas. Cuando se necesita conseguir una capacidad de procesamiento elevada y se poseen unidades múltiples, puede instalarse un sistema de carga y descarga automática.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 57
Figura 57: Diagrama simplificado de una típica lavadora desinfectora
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 58 - Un túnel de lavado con cuatro compartimentos
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figura 58 - Un túnel de lavado con cuatro compartimentos
Figura 58: Un túnel de lavado con cuatro compartimentos

Túneles de lavado y desinfección

En los túneles de lavado y desinfección, también denominados "takt machines", la carga se coloca sobre una cinta transportadora y va pasando a través de una serie de compartimentos con puertas cerradas, en los cuales se van desarrollando los pasos consecutivos que tienen lugar en un proceso de lavado. De esta forma, un túnel de lavado puede tener 4 compartimentos: Pre-aclarado, baño ultrasónico, lavado principal y desinfección / secado.

Cuando la máquina procesa simultáneamente en todos los compartimentos, su producción puede ser considerablemente más alta que las de las lavadoras desinfectoras individuales, y por tanto, ser útiles en instalaciones donde la demanda de material sea muy elevada

Un túnel de lavado puede producir de 30 a más bandejas de instrumentos por hora. Como los túneles de lavado no están diseñados para limpiar instrumentos complejos, con canales o conductos coarrugados, este tipo de material debe ser lavado en una lavadora por separado. Otra desventaja de los túneles es su complejidad y vulnerabilidad ante posibles fallos mecánicos. Las averías provocan una considerable reducción de la capacidad de limpieza. Por ello, es muy frecuente encontrar instalada cerca del túnel de lavado, una ó más lavadoras desinfectoras por seguridad.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 59
Figura 59: Diagrama de un túnel de lavado, con 4 cámaras para cada paso a efectuar en un proceso de lavado. Las fases pueden ejecutarse simultáneamente. En cualquier momento, pueden procesarse de 4-8 bandejas al mismo tiempo!

Protección personal durante el lavado

Los productos sanitarios utilizados en quirófano, pueden estar muy contaminados por microorganismos en el momento en que llegan a la Central de esterilización para ser sometidos a su descontaminación. En consecuencia, la zona de lavado se considera el área más peligrosa de la Central de esterilización. Con el objetivo de reducir estos riesgos, es esencial tomar una serie de precauciones que garanticen una manipulación segura durante el proceso de limpieza.

El principio fundamental es limitar el contacto con estos materiales en el mayor grado factible. Por esta razón, siempre que sea posible, se recomienda a limpieza mediante máquinas automáticas.

Existe una amplia gama de accesorios que garantizan la protección del personal durante la limpieza manual.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 60
Figura 60: Durante la limpieza, siempre se deben llevar guantes y delantal.

Guantes

Se deben llevar puestos mientras se limpian los instrumentos y otros equipos. Los guantes caseros gruesos pueden ser adecuados.

Nota: Incluso con la obligación de llevar guantes, ¡ se deberían prevenir pinchazos o cortes cuando se lavan materiales afilados ! En caso de cualquier lesión, se debe seguir el protocolo para cada una de estas lesiones tal y como esté prescrito en su Centro / Hospital.

Durante el fregado, asegúrese de no verse salpicado.

Note: even when wearing heavy-duty utility gloves, care should be taken to prevent needle stick injuries or cuts when washing sharps! In case of an injury, follow the protocol for such injuries as prescribed by your hospital/facility.

When scrubbing ensure that any splashing moves away from you. Also you can do the scrubbing under water.

Delantal de plástico

El uso de un delantal le protegerá de no mojar su ropa.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 61
Figura 61: Mascarilla de boca y visor.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 62
Figura 62: Gafas y visores

Mascarilla de boca, visores y gafas

Una mascarilla le protegerá de aspirar gases o gotitas producidas por aerosoles. Para proteger sus ojos, utilice un visor o unas gafas.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 63
Figura 63: Pantalla anti-salpicaduras

Pantalla anti-salpicaduras

Para prevenir posibles salpicaduras que puedan alcanzar su rostro, se puede utilizar una pantalla anti-salpicaduras. Esta pantalla reducirá la necesidad de utilizar un visor y/o una mascarilla aportando una mayor comodidad en el trabajo. La pantalla debería moverse suavemente y ofrecer una visibilidad clara de los materiales que van a ser limpiados.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Control de calidad durante la limpieza

Es fundamental conocer si los procesos de limpieza efectuados desembocan a una adecuada limpieza del material procesado. El control de calidad para la limpieza es normalmente un tópico bajo discusión y se han desarrollado varios métodos para verificar una adecuada limpieza. En conformidad con los nuevos estándares para las lavadoras / desinfectoras automáticas (prEN15883), la realización de este proceso debe ser validado para cada tipo de carga. Esto ha provocado el desarrollo de tests de suciedad estandarizados y dispositivos de prueba para estos procesos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 64
Figura 64: Inspección visual

Inspección visual

La verificación más importante en la realización de un proceso de limpieza, es la inspección visual cuidadosa de instrumentos y materiales. Todos los objetos deberían estar libres de cualquier tipo de suciedad remanente, depósitos, restos de huesos, etc. Debe prestarse especial atención a los ejes, juntas de las cajas, instrumentos dentados, etc. Las roturas pueden ser causadas por la corrosión, lo que denotaría un pobre proceso de limpieza.

Puede ser muy útil utilizar una lámpara de inspección con lente de aumento para identificar residuos remanentes.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 65
Figura 65: Kit de prueba con lámpara UV, polvo y fluido fluorescente.
El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 66
Figura 66: Áreas no limpias, mostradas mediante iluminación.

Polvo y fluidos fluorescentes con luz ultravioleta

Para demostrar la efectividad de la limpieza, existen kits de prueba. Los kits utilizan un polvo o líquido fluorescente, que se aplica a los instrumentos y materiales que se han limpiado de la manera acostumbrada. Mediante la utilización de una luz ultravioleta, cualquier partícula / suciedad que no haya sido eliminada se iluminará. ¡ Muy educativo ! Con ello, se identifican claramente los puntos "más flojos" en el procedimiento de limpieza: normalmente dientes, conexiones, roscas ... aquellos lugares donde puede acumularse la suciedad y que son fácilmente olvidados. Este kit también puede ser utilizado para mejorar los procedimientos de lavado manuales. Como las cantidades a utilizar no pueden ser calibradas, estos productos no pueden ser utilizados durante la validación de los procedimientos de limpieza.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 67
Figura 67: Dispositivo TOSI: La tira está recubierta por un test de suciedad estandarizado

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 68
Figura 68: Sangre simulada

Test para intrumental quirúrgico

Se han realizado varios intentos para crear una prueba universal de suciedad que verifique / valide el funcionamiento de una lavadora desinfectora. El test TOSI (Test Object Surgical Instruments) se ha convertido en una herramienta aceptada para probar el desarrollo de un proceso de limpieza. Se trata de una tira metálica, parcialmente cubierta por suciedad, con características similares a la sangre humana. La tira está encapsulada en una cubierta de plástico, diseñada para que el acceso de los productos químicos sea más difícil desde un extremo a otro de la tira. Su calibración se ha establecido de forma que la eliminación de esta suciedad pre-determinada, indica que se han conseguido las condiciones óptimas para la limpieza.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 69
Figura 69: Test para instrumentos canulados

Test para objetos canulados

Para verificar el proceso de limpieza en instrumentos canulados, existen dispositivos de prueba que simulan objetos tubulados. Una tira similar a la del test para instrumental se coloca en el interior de una cápsula, con lúmenes por ambas caras. Las dimensiones de este objeto son parecidas a las de instrumentos canulados de grandes dimensiones. Su operatividad es la misma que en el caso del test de instrumentos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 70
Figura 70: Dispositivo de test para los endoscopios flexibles.

Test para endoscopios flexibles

En este caso, el objeto de test simula un endoscopio flexible. Su operatividad es similar a la del test utilizado con los instrumentos y material tubulado.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 71
Figura 71: Test de proteínas.

Tests de Proteínas

Se trata de pruebas para la detección de residuos sanguíneos sobre las superficies. Por tanto, se realiza directamente realmente sobre los ítems que componen la carga. Los tests se basan en un reacción enzimática. Al instante, los residuos provocarán un rápido cambio de color. Normalmente: 0,1 microgramos en medio minuto. Se utiliza un bastoncillo de algodón para extraer las muestras de la superficie, ej. Un instrumento quirúrgico. El algodoncillo se introduce en el indicador y se comprueba el cambio de color. (De transparente a azul verdoso).

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 72
Figura 72: Registradores de datos para la temperatura, que pueden ser utilizados durante la validación de un proceso de limpieza.

Registradores de datos
Para un análisis cuantitativo de los procesos de limpieza, es fundamental medir la temperatura y el tiempo a lo largo de todo el ciclo, en diferentes ubicaciones de la carga. Para este propósito, se utilizan los registradores de datos. Tras la finalización del proceso, estos dispositivos pueden ser conectados a un PC y los datos del proceso cargados en un programa para el análisis de los ciclos.

El ciclo del producto sanitario estéril - Limpieza: Figure 73
Figura 73: La validación de una lavadora desinfectora se ha convertido en un requisito.

Validación de una lavadora / desinfectora
En conformidad con los nuevos estándares, los procesos de una lavadora desinfectora necesitan ser validados. Los materiales limpios son el resultado de un equipo bien cargado y de una lavadora desinfectora que funcione correctamente y realizando el proceso adecuado. La limpieza tiene que ser verificada contrastándola con un estándar de limpieza aceptado, en términos de residuos y microorganismos.

Validación: procedimiento documentado para obtener, registrar e interpretar los resultados requeridos que establecen que un proceso rinde productos conformes a unas condiciones predeterminadas.

PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Pautas generales para las operaciones de limpieza

  • Siempre que sea posible, los instrumentos deberían limpiarse y desinfectarse inmediatamente tras su uso,
  • Antes de la primera esterilización, cualquier instrumento totalmente nuevo debe limpiarse.
  • En el caso de los productos químicos, siga cuidadosamente las instrucciones de uso especificadas por el fabricante referentes a la dosificación, tiempo de exposición y temperaturas.
  • Abra siempre los instrumentos con bisagras durante el lavado manual o para su colocación sobre las bandejas de lavado.
  • Desmonte todo lo que pueda los instrumentos antes de ser procesados.
  • Asegúrese de utilizar tan sólo herramientas, accesorios y elementos de carga adecuados para el proceso de limpieza seleccionado.
  • No sobrecargue la máquina de lavado y los dispositivos ultrasónicos de limpieza. Prevea la formación de "sombras" sobre el instrumental.
  • Nunca utilice cepillos o esponjas de metal para la limpieza manual.
  • Aclare cuidadosamente y de forma completa tras la limpieza. Si es posible, utilice agua desmineralizada.
  • Seque lo suficiente tras el aclarado.
  • Los instrumentos estropeados, corroídos, deformados, porosos o con cualquier otro tipo de daño, deben ser clasificados y descartados.
  • Antes de someterlo a cualquier reparación y por razones higiénicas, el instrumental debe ser sometido a un ciclo completo de preparación.
  • Los instrumentos con bisagras / juntas, deben ser tratados con un lubricante basado en aceite de parafina (no aplicable a los endoscopios flexibles ni sus accesorios).
  • Tras el montaje, someta cada instrumento a un test funcional. Los instrumentos con bisagras deben ser lubricados con anterioridad a la realización de este test.
  • Los instrumentos que poseen una rueda dentada, deberían ser cerrados en el primer diente antes de ser esterilizados.
  • ¡ La esterilización no es un sustituto de la limpieza !

Extraído de: Proper Maintenance of Instruments, Grupo de trabajo para la preparación de Instrumentos, ArbeitsKreis Instrumenten-Aufbereitung, 1999.


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Referencias de Normativas (Europeas)

La limpieza debería ser conforme con unos requisitos mínimos que han sido formulados por el CEN (Comisión Europea de Estándares):

prEN ISO 15883
Partes 1-4
Lavadoras - Desinfectoras
El estándar describe:
  • Requisitos de funcionamiento
  • Requisitos mecánicos y de proceso
  • Pruebas para la conformidad
  • En sus apéndices, entre otros, un programa de pruebas y una lista de tests de suciedad utilizados en varios países.

PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Bibliografía recomendada relativa a la limpieza


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Páginas Web relativas a la limpieza

Información general sobre limpieza de instrumentos

  • Sitio del Grupo de Trabajo para la Preparación de Instrumentos
    www.a-k-i.org

Limpieza de endoscopios

Agua: Física y química

Jabones y detergentes

Limpieza por ultrasonidos


PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN

Origen de las fotos/ ilustraciones

Nota: Las fotografías / ilustraciones que no se mencionan en este listado han sido realizadas por el autor.

Figura 4
Figura 23
Figura 26
Figura 35
Grupo de trabajo para la preparación de instrumentos, Alemania. www.a-k-i.org
Figura 22 Prof. Dr. Rüdiger Blume Universität Bielefeld, Fakultät für Chemie; Bielefeld, Germany. www.chemieunterricht.de
Figura 27
Figura 28
Figura 30
Figura 31
Figura 32
Silhorko-Eurowater A/S, Skanderborg, Denmark. www.eurowater.com
Figura 29 Barnstead, Boston, USA. www.barnsteadthermolyne.com
Figura 33
Figura 36
Dr. Staffeldt, Chemische Fabrik Dr. Weigert GmbH & Co. KG, Germany. www.drweigert.de
Figura 38 Spectrum Surgical Instruments Corp. USA. www.spectrumsurgical.com
Figura 43
Figura 45
Figura 47
Figura 48
Branson Ultrasonics Corporation USA. www.bransoncleaning.com
Figura 50 Sentry Products, United Kingdom. www.sentry-products.co.uk
Figura 51
Figura 52
Figura 53
Figura 67
Figura 68
Figura 69
Figura 70
Figura 71
Pereg GmbH, Germany. www.pereg.de
Figura 55
Figura 56
Figura 57
HAMO AG Reinigungs und Hygienetechnik, Pieterlen/Biel, Switzerland. www.hamo.com
Figura 58
Figura 59
Figura 73
Belimed GmbH, Germany. www.belimed.de
Figura 62 Medisafe, UK. www.medisafeuk.com
Figura 65 Deb Benelux bv., The Netherlands. www.deb.nl
Figura 66 Missionsärztliches Institut, Wuerzburg, Germany. www.uni-wuerzburg.de/missio
Figura 72 Ebro Electronic GmbH & Co, Germany. www.ebro.de

PRINCIPIO | CONTENIDO | ANTERIOR | SIGUIENTE | FIN